23/05/2018

La estiba de la mercancía y el régimen de responsabilidades

Con la entrada en vigor del nuevo decreto que regula las inspecciones de vehículos se prevé inspecciones de la sujeción de la carga.

El pasado domingo 20 de mayo entró en vigor el Real Decreto 563/2017, de 2 de junio, por el que se regulan las inspecciones técnicas en carretera de vehículos comerciales que circulan en territorio español, que prevé la inspección de la sujeción de la carga del vehículo.

Según establece el artículo 8.1.c) del Real Decreto 563/2017, de 2 junio, en la inspección técnica inicial en carretera de un vehículo, el inspector podrá llevar a cabo una inspección visual de la sujeción de la carga, con el propósito de comprobar que la estiba de la misma no impide una conducción segura ni conlleva un riesgo para la vida, la salud, la propiedad o el medio ambiente. A tales efectos, el artículo 11 del texto legal mencionado contempla que la inspección incluya la comprobación en todas las situaciones de funcionamiento del vehículo, ya sea en maniobras de arranque cuesta arriba o en situaciones de emergencia, tanto si la mercancía se desplaza del espacio de carga o fuera de la superficie de carga y si se produce un cambio de posición de las mercancías.

Concretamente, el Anexo III del Real Decreto 563/2017, de 2 junio, se centra en explicar los principios aplicables a la sujeción de la carga y las normas que puedan afectar a elementos necesarios como los puntos de amarre, los cables de acero de amarre, lonas o postes-teleros, entre otros; qué métodos de inspección se llevarán a cabo durante la actuación de control en carretera o el sistema de graduación de las deficiencias que eventualmente pudieran observarse (leves, graves o peligrosas). De hecho, en el Cuadro I de la normativa mencionada se establece una relación de posibles deficiencias y la gravedad asociada, aunque se tendrán también en cuenta para su evaluación otros factores como la naturaleza de la carga y la discreción del inspector.

En cuanto al régimen de responsabilidad en caso de incorrección de la estiba de la mercancía, el artículo 16 del Real Decreto 563/2017, de 2 junio, no ofrece aclaración alguna sobre la cuestión, al contemplar tanto la aplicación del régimen de sanciones establecido en la legislación sobre tráfico y seguridad vial, como de la normativa ordenadora de los transportes terrestres, según la distribución competencial.

No obstante, cabe recordar que según el artículo 20 de la Ley 15/2009, de 11 de noviembre, del Contrato de Transporte Terrestre de Mercancías, “las operaciones de carga de las mercancías a bordo de los vehículos, así como las de descarga de éstos, serán por cuenta, respectivamente, del cargador y del destinatario, salvo que expresamente se asuman estas operaciones por el porteador”, de tal manera que “el cargador y el destinatario soportarán las consecuencias de los daños derivados de las operaciones que les corresponda realizar”, excepto si como consecuencia de las instrucciones efectuadas por el porteador el cargador efectuó una estiba incorrecta y la mercancía hubiera sufrido daños por tal actuación.

El Comité Nacional de Transporte por Carretera se reunió el pasado abril con la Dirección General de Tráfico a fin de determinar cómo se llevará a cabo el procedimiento de comprobación de la sujeción de la carga por los agentes de tráfico y el régimen de responsabilidad en caso de incumplimiento de las normas reguladoras de la estiba de la mercancía. A tales efectos, la DGT se comprometió a publicar el documento denominado “Ficha de estiba” antes de la entrada en vigor del Real Decreto 563/2017, de 2 junio; no obstante, según informa FENADISMER, éste aún sigue en trámites de elaboración.

En cualquier caso, la Comisión Europea recomienda que, en tanto no se aclaran los aspectos aún ambiguos sobre la estiba y el régimen de responsabilidades, se tome la precaución de suscribir acuerdo contractual en el que se establezcan tanto las funciones que cada actor que interviene en el transporte lleva a cabo, así como la responsabilidad asociada a dichas funciones.

Para más detalles, le recomendamos que consulte el documento íntegro del Real Decreto 563/2017, de 2 de junio, especialmente su Anexo III. Para ello, le facilitamos el enlace directo del texto publicado en el Boletín Oficial del Estado: Enlace a Boe