Nueva ley de tráfico

15/04/2018

La nueva Ley de Tráfico, en fase de redacción, prevé implantar nuevas medidas preventivas.

NUEVA LEY DE TRÁFICO PARA ESTE 2018

La nueva Ley de Tráfico, en fase de redacción, prevé la instalación de más radares en las carreteras españolas, la reducción de la velocidad genérica en vías convencionales, ITV renovada, nuevos exámenes del carné o la retirada del permiso de conducir a los conductores reincidentes en drogas o alcohol, entre otras medidas.

En la rueda de prensa sobre el balance de la siniestralidad vial de 2017 presentada a principios de este año por el director general de la Dirección General de Tráfico (DGT), Gregorio Serrano López, se anticiparon las medidas que se implantarán para este 2018 en materia vial con el fin de reducir los accidentes en las carreteras españolas, que causaron en el 2017 más de 1.200 fallecidos, según datos recabados por la DGT.

Número de víctimas mortales en accidentes de circulación (1960-2017)

Fuente: Revista de la Dirección General de Tráfico

(http://revista.dgt.es/es/noticias/nacional/2018/01ENERO/0103-Presentacion-balance-accidentes-2017.shtml#.WtOsOy5ubIU)

Una de las principales medidas tendrá por objeto el aumento del control de la velocidad y de las distracciones mediante la adquisición de drones, operativos a partir del 2019, y el incremento de radares instalados en las carreteras secundarias y de tramo, en función de la peligrosidad de la vía. Así también, con la nueva redacción de la Ley de Tráfico se pretende reducir la velocidad genérica en las vías convencionales a 90 kilómetros por hora con la finalidad de reducir la siniestralidad.

Por otro lado, se prevé la suspensión del permiso de conducir del conductor reincidente, quien haya sido sancionado en dos o más ocasiones en un año por consumo de alcohol y drogas, así como el endurecimiento de los requisitos para la recuperación del permiso de dichos conductores.

También se modificará el modelo de examen para la obtención del permiso de conducir, al cual los conductores aspirantes podrán acceder una vez hayan realizado necesariamente el curso preparatorio en la autoescuela, siendo la asistencia al mismo obligatoria. Se anticipa que el curso será actualizado con nuevas materias, como la conducción nocturna y que se emplearán en las clases prácticas de conducción sistemas de ayuda como el GPS, que también podría utilizarse durante el examen práctico. Además, se prevé la impartición de un curso de concienciación para que los nuevos conductores comprendan los riesgos que existen frente al volante.

 Finalmente, otra cuestión de interés que se prevé que aborde la nueva Ley de Tráfico es la propuesta efectuada por la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados, relativa a la imposición a los motoristas del empleo de elementos como la chaqueta y los guantes, que se añade al uso obligatorio del casco, a fin de mitigar las consecuencias derivadas de un accidente de circulación de este colectivo.