Prevención de infracciones en las cooperativa

07/03/2018

Prevención de infracciones y sanciones del socio cooperativista y de la cooperativa de trabajo asociado dedicada al transporte.

La Subdirección General de Inspecciones de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento ha venido informando en las últimas semanas que se ha detectado en los socios de los trabajadores de las Cooperativas de Trabajo Asociado dedicadas al transporte, las cuales figuran como titulares de la autorización de transportes, que facturan directamente los servicios de transporte que realizan, sea a la Cooperativa o al cargador, hecho que supone un incumplimiento de la normativa ordenadora del transporte terrestre tanto por parte del socio cooperativista como por parte de la Cooperativa.

 Estas infracciones son tipificadas, con la calificación de muy grave, en los artículos 140.2 y 140.17 de la Ley 16/1987, de 30 de julio, de ordenación de los transportes terrestres:

 

 “2. La contratación como porteador o la facturación en nombre propio de servicios de transporte sin ser previamente titular de autorización de transporte o de operador de transporte.

 En todo caso, incurrirán en esta infracción quienes, aún siendo integrantes de una persona jurídica titular de una autorización de transporte o de operador de transporte, contraten o facturen en nombre propio la prestación de servicios de transporte a terceros o a la propia persona jurídica de la que formen parte sin ser ellos mismos, a su vez, titulares de tal autorización.

 

  1. La contratación de servicios de transporte por parte de transportistas, agencias de transporte, transitarios, almacenistas-distribuidores, operadores logísticos o cualquier otro profesional del transporte con transportistas u operadores de transporte no autorizados.

 En todo caso, incurrirá en esta infracción la persona jurídica profesionalmente dedicada al transporte que contrate a alguna de las personas que la integran para que realice un servicio de transporte, o abone las facturas que éstas le expidan por tal concepto, cuando dichas personas no sean, a su vez, titulares de una autorización de transporte o de operador de transporte”.       

               En el primer caso, la infracción tiene asociada una sanción de 4.001 a 6.000 euros; para el segundo, una multa pecuniaria de 2.001 a 4.000 euros, tal y como establece el precepto sancionador 143.1 LOTT, apartados i) y h), respectivamente. Además, cabe señalar que la comisión de alguna de las infracciones mencionadas lleva consigo acarreada la pérdida del requisito de la honorabilidad, con lo cual podría llegar a producirse la pérdida de la autorización de transporte por parte de la Cooperativa que incumpla la normativa de aplicación (artículo 140.5 LOTT).

               Finalmente, la Subdirección General de Inspecciones de Transporte Terrestre recuerda que el Plan de Inspección del Transporte por Carretera para este año prioriza la comprobación del transporte público realizado con la preceptiva autorización, mostrando un especial interés en aquellas Cooperativas cuyos socios tributan en módulos en base a facturar transportes a la propia Cooperativa, infringiendo las disposiciones mencionadas de la normativa ordenadora de los transportes terrestres.