SANCIONES RELACIONADAS CON EL CERTIFICADO DE CONDUCTOR DE TERCEROS PAÍSES

15/11/2019

La carencia, no llevar a bordo o la falta de devolución del certificado de conductor de terceros países cuando dejen de cumplirse las condiciones que dieron lugar a su expedición son conductas sancionables con multas de hasta 801 euros

 

En los supuestos de conducción por cuenta ajena de vehículos dedicados al transporte de mercancías o de viajeros en autobús, tanto de carácter público como privado, la Orden FOM/3399/2002, de 20 de diciembre, por la que se establece un certificado de conductor para la realización de la actividad de transporte por conductores de terceros países, exige al transportista disponer de la correspondiente autorización administrativa y, además, del certificado de conductor de terceros países cuando el conductor tenga la nacionalidad de un país no perteneciente a la Unión Europea.

 

Infracción

Sanción

Realizar transporte (de mercancías o de viajeros, de carácter público o privado), con un conductor de un país tercero (no de la UE), careciendo del correspondiente certificado. 

601 euros

Realizar transporte (de mercancías o de viajeros, de carácter público o privado), con un conductor de un país tercero (no de la UE), no llevando a bordo el correspondiente certificado

201 euros

Fuente: Baremo sancionador de la LOTT, puesto a disposición por el Ministerio de Fomento el 25/02/2019

 

Asimismo, la Orden FOM/3399/2002, de 20 de diciembre, impone como obligación para la empresa transportista o el titular de la autorización de transporte, de devolver, con carácter inmediato, “el certificado de conductor y la copia legalizada del mismo tan pronto como dejen de cumplirse las condiciones que dieron lugar a su expedición”, especialmente en el supuesto de que el conductor cause baja en la empresa o “cuando, como consecuencia de cualquier actuación administrativa, se detectara el incumplimiento de los requisitos que dieron lugar a su expedición”. La devolución del certificado de conductor de terceros países deberá efectuarse ante al órgano que expidió dicho certificado. 

El incumplimiento de la obligación de devolver a la Administración expedidora el certificado señalado se considerará una infracción grave de la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT), por la cual la empresa transportista o el titular de la autorización de transporte pueden ser sancionados con una multa de 801 euros.

Para conocer más detalles sobre el Certificado de conductor de terceros países se recomienda consultar la Orden FOM/3399/2002, de 20 de diciembre, accediendo al siguiente enlace: Ver publicación BOE